...la tierra se fertiliza y allí donde quedó una grieta crece una nueva máquina, verde, rebelde y con el corazón palpitando lleno de savia.

miércoles, 20 de marzo de 2013

serán los días


¿serán los días, esos que se van
sin que pueda escribirlos
o los recuerdos
esa pelusa imborrable en la mirada?

¿será quizás el desconcierto
acerca del día que nace
del sol que se levanta
la luna que se hunde
amistades que se achican
cuerpos que sienten más punzadas
en la costura cotidiana?

¿será el amor que se hace intenso
el aire que olvido en los suspiros
los abrazos que nunca son tantos
las horas con los libros
o intentando ganar algo de dinero?

los días, tan maravillosos y únicos
las palabras tan efímeras e insuficientes
la memoria, esa bolsita de sorpresas
(llena de caramelos)

el deseo de saber qué viene
la distancia de la muerte,
“el paso del tiempo” dicen
en cada cuerpo, en cada relación
dibujando territorios en el alma
como el río dibuja curvas
en la pampa, en su lento viaje al mar

el amor que es tan intenso
en todo y en cada instante
la nostalgia de un mundo de cuna,
de hamaca y de juegos…
el desafío de sostenerte por tu cuenta
(en todo, como sea)


¿seré yo quién arranca de mi pecho los ríos
por no saber cómo dibujar sus curvas?